La Policía de la Ciudad detuvo en Floresta a tres ladrones cuando intentaban forzar la persiana metálica de un local, uno de los cuales tenía pedido de captura y al verse rodeado por los efectivos se tragó una cadena de oro.

En respuesta a un llamado al 911, personal de la Comisaría Vecinal 10 A de la Policía de la Ciudad fue desplazado hasta la calle Morón al 3.500 por la presencia de tres personas que estaban violentando la persiana de un comercio.

Cuando los sospechosos percibieron la llegada de los móviles policiales escaparon en distintas direcciones, pero uno de ellos fue atrapado San Nicolás al 700, mientras otro fue apresado en la esquina de Morón y Concordia, en tanto un tercero logró perderse de vista.

Durante la huida, los delincuentes se deshicieron de dos mochilas que fueron secuestradas y tenían en su interior una barreta, una agujereadora inalámbrica, mechas, destornilladores, ganzúas, pinzas, una soga y guantes.

A pocos metros del comercio se encontraba un automóvil Volkswagen de color rojo en el cual se movían los ladrones, y dentro del mismo se encontraron herramientas de distinto tipo.

Pasadas unas horas del hecho, y mientras un oficial estaba de consigna custodiando tanto al comercio como al auto, el tercer integrante de la banda que había logrado huir, apareció e intentó recuperar el auto, pero fue detenido.

Al ser identificado, se confirmó que se trataba de un ciudadano peruano que tenía pedido de captura emitido por la UFI del Departamento Judicial de San Isidro por «robo agravado».

Una vez detenido, el hombre se tragó una cadena de oro que llevaba puesta, por lo que se llamó al SAME para que recibiera la atención médica.

El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 16, a cargo del Dr. Mariano Iturralde, avaló las actuaciones policiales y ordenó el traslado de los detenidos hasta la Alcaidía 10 de la Policía de la Ciudad.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.