Una familia de Moreno vivió un verdadero calvario en apenas unos minutos. Faltaba poco para las 20 y Estefanía estaba en su casa, en otro día más de cuarentena por coronavirus​. A su lado, en el cochecito, dormía su bebé de menos de dos meses. Fue en ese contexto que entraron tres delincuentes armados: amenazaban a su marido Adrián y rápidamente les pidieron que entreguen el dinero, dólares y joyas.

Casualmente, o no tanto, esa familia había obtenido un crédito bancario de 1M de pesos para «pagar las deudas que tenían por culpa de la pandemia y así concentrar todas las deudas en una sola», contó Adrían, quien ahora tendrá las deudas y también la cuota bancaria para ese préstamo que se llevaron los delincuentes. Al ver esto, Estefanía se puso muy nerviosa y comenzó a hiperventilar, la imagen que daba era tan desesperante que hasta uno de los ladrones le puso la mano en la cabeza para calmarla. Ocurrió el pasado 1° de julio pero las imágenes donde quedó grabado el robo en el interior de la casa de Estefanía y Adrián se conocieron hoy.

En el video se ve a Estefanía desencajada. No intentó pararse nunca de la silla, pero se veía que le costaba respirar, y nadie podía consolarla. Eso sí, su mano no se movió del cochecito donde estaba su hijo. “Fue un momento muy difícil. Inesperado. Y una situación de impotencia. Ella se va recuperando pero a la noche no duerme, llora mucho. Estamos todos con miedo”, contó Adrián en diálogo con TN y reconoció que por ahora desde las autoridades no tienen novedades sobre el paradero de los delincuentes.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.