En un acto de solidaridad enorme, que puso hasta en riesgo su vida, un repartidor de soda salió en defensa de un joven que era asaltado por motochorros.

Ocurrió en Villa Bosch, partido de Tres de Febrero, donde la inseguridad no cesa. Ayer, un crimen en ocasión de robo y hoy, un grupo de trabajadores tuvo que brindarle a un vecino la seguridad que el Municipio, que comanda Diego Valenzuela, no le da a sus vecinos.

Al ver la escena, los trabajadores se animaron a embestir la moto y fueron en busca del delincuente que con la mochila de Pedidos Ya estaba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *