Un chofer de la Línea 324 sufrió la amputación de uno de sus dedos por parte de un delincuente que simuló ser un pasajero.

Cristian Almaras, la victima, fue atendida y derivada a una clínica privada de zona sur.

El ataque ocurrió a las 22.30 hs en Ingeniero Allan, cuando delincuentes subieron al colectivo con fines de robo, a la altura de calle 7 y no poder sustraer bienes de valor atacaron con violencia y sala al conductor del ómnibus de 30 años.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.