El hecho ocurrió el lunes a las 22.25 de la noche cuando un vecino de Lomas de Mirador llegaba a su casa y dos autos intentaron interceptarlo en la calle Colón, entre Huergo y Hornos.

Al ver que estaba rodeado, el dueño del vehículo negro arranca el auto y decide encararlos, los ladrones quedan como descolocados y luego el vecino emprende la huida marcha atrás, mientras que uno de los delincuentes parece que decide no dispararle y salva su vida de milagro. El conurbano está cada día más caliente y La Matanza es una zona de alerta máxima.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.