Se llevaron hasta el asado, literal.

Un grupo de delincuentes fuertemente armados ingresó a robar a un supermercado de Merlo y tras amenazar al personal y a los clientes, incluida una mamá con su pequeña hijita, se llevaron la recaudación y varios cortes de carne del sector carnicería, ubicado en el fondo del comercio.

El episodio se dio en el Supermercado Robin del barrio Campichuelo.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *