Un repartidor de una conocida empresa láctea sufrió un intento de robo en la tarde de ayer en San Vicente y debió correr por su vida.

Los ladrones, vestidos como albañiles, apuntaron al trabajador sobre la calle Quilmes a pocas cuadras de la municipalidad, y como la víctima logró refugiarse en un local, dispararon a la puerta.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.