Un efectivo de la Policía Federal abatió a un delincuente, que junto a por lo menos cuatro cómplices, quiso robarle el auto en las calles 849 y 895 de San Francisco Solano, partido de Quilmes.

El policía, que viajaba en su auto particular, un VW Gol color azul, junto a su pequeño hijo de 7 años, fue alcanzado por un Chevrolet Corsa del que descendieron los delincuentes con fines de robo.

Tras darse a conocer su condición de efectivo de la fuerza, los malvivientes le dispararon, a lo que la víctima respondio tambien con su arma reglamentaria.

Producto del intercambio de disparos, uno de los ladrones murio a pocos metros de un tiro en el pecho, mientras que el policía y su hijo salieron ilesos. Los cómplices escaparon del lugar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.