Ocurrió en la puerta de un supermercado de Laprida al 500, en el partido de Lomas de Zamora, cuando un desconocido baleó al comerciante y se fue sin llevarse nada. Una vez más queda en evidencia que el negocio que no aporta la cuota tiene graves consecuencias.

El comerciante debió ser hospitalizado y las imágenes posteriores muestras las graves heridas que le quedaron en su pierna, luego del ataque de la mafia china. Hasta el momento no hay detenidos por el hecho.

ImagenImagen

Estos ataque a comerciantes de la comunidad china se multiplican y muchos no los denuncien por miedo a represalias aún mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.