Un taxista fue detenido como sospechoso de haber participado del asalto en el que el fin de semana pasado mataron de un balazo a una mujer que trasladaba una importante suma de dinero por la capital tucumana, informaron fuentes policiales.

La detención fue llevada a cabo este mediodía por personal de la División de Homicidios de la Policía de Tucumán en una vivienda ubicada en la calle Magallanes al 900, al sur de la capital provincial.

Según informaron las fuentes, el detenido, que habría sido cómplice del asalto en que fue asesinada Ana Dominé (52), se desempeña como chofer de taxi pero no es el propietario del vehículo.

En tanto, durante la madrugada de ayer fue detenido en el marco de esta causa Sebastián «Hormiga» Quiroga, quien quedó imputado del delito de «homicidio doblemente agravado» y deberá cumplir tres meses de prisión preventiva en la cárcel de Villa Urquiza, según lo determinó el juez en una audiencia de formulación de cargos.

Por su parte, el jefe de Policía tucumano, comisario general Manuel Bernachi, supervisó los allanamientos e informó que el detenido «cuenta con un frondoso prontuario y es uno de los principales sospechosos de haber participado en este hecho lamentable que terminó con la vida de la señora Dominé».

En tanto, el fiscal a cargo del caso, Carlos Sale, señaló que si bien son dos los detenidos hasta el momento, serían siete los integrantes de la banda que llevó a cabo el asalto.

Ayer cerca de las 20, familiares de Dominé, encabezaron una marcha en la esquina de avenida Alem y Crisóstomo Álvarez, lugar donde la mujer fue asesinada, y desde allí avanzaron hasta la Plaza de la Independencia frente a la Casa de Gobierno tucumana, con carteles con la inscripción «Justicia por Ana».

«Queremos que el Gobierno responda y que el sistema judicial sea más transparente porque nadie confía en la justicia», dijo a la prensa el sobrino de Dominé y agregó «que la marcha es la es la reacción de un pueblo que está cansado de la inseguridad».

Al pedido de justicia se sumaron familiares de otras víctimas de la inseguridad, que se movilizaron junto a miles de tucumanos.

El hecho ocurrió sábado pasado cerca de las 21 en la esquina de avenida Alem y Crisóstomo Álvarez, cuando el hijo de la víctima, Lucas Quesada, estacionó su camioneta para realizar una compra en un comercio y su madre quedó a bordo esperando.

Según indicó el Ministerio Público Fiscal, cuando el joven regresaba al rodado, dos delincuentes se acercaron al vehículo y rompieron el vidrio de la puerta trasera del lado del acompañante donde se encontraba el bolso de su madre en el que había guardada una gran cantidad de dinero.

En ese momento, que quedó registrado por una cámara de seguridad de la cuadra, se produjo un forcejeo entre los delincuentes y la mujer, en el marco del cual uno de los ladrones extrajo un arma de fuego y le efectuó un disparo en la cabeza, que le produjo la muerte.

Tal como se observa en las imágenes de video, tras el episodio los asaltantes huyeron corriendo del lugar.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.