Un colectivero fue asesinado de un tiro en la cabeza, este jueves, en La Matanza. Se trata de un chofer de la línea 218 de la empresa Almafuerte. El hecho ocurrió en el Barrio San Javier, en Virrey del Pino. La Policía investiga los motivos del ataque. Una de las principales hipótesis es un intento de robo.

A la hora 0 de este viernes comenzó un paro en todas las líneas de colectivo de la zona oeste del Conurbano, confirmó Mario Calegari, secretario de prensa de la UTA.

La medida de fuerza es en principio por 24 horas e impacta en más de 40 líneas de colectivo.»No podemos permitir que esto suceda más», remarcó Calegari en diálogo con Crónica TV.

El violento episodio ocurrió cerca de las 22 en la intersección de las calles Río Orinoco e Israel, en el Barrio San Javier. Según testigos, se escucharon disparos provenientes del exterior de la unidad. En ese instante, el chofer se desvaneció y el vehículo terminó en la vereda sobre un árbol.

En las imágenes que circularon en redes sociales se observa cómo el cuerpo de la víctima, identificada como Pablo Flores, quedó tendido en el propio asiento del conductor cubierto de sangre luego del violento ataque.

«Lo mataron al chofer. Alguien que ayude por favor. El muchacho está tirado acá. Madre mía, por Dios», dice un pasajero en un video. Un testigo, según el mismo canal, aseguró que los asesinos lo estaban esperando en la parada.

Desde distintas cuentas que informan sobre la comunidad de colectiveros solicitaban en la noche de este jueves que borren esas imágenes por respeto a la familia del chofer asesinado.

En tanto, un numeroso grupo de compañeros de la víctima inició una protesta en el kilómetro 53 de la Ruta 3 y anunciaron que se quedarán durante toda la noche.

«La idea es quedarnos acá hasta que las autoridades nos den una respuesta como corresponde. No tenemos seguridad ni obra social. No hay una autoridad que se haga cargo y se presente. De acá no se mueve nadie hasta que nos den una respuesta contundente», advirtió un chofer presente en la manifestación, en diálogo con Todo Noticias.

Otro colectivero sostuvo: «Perdimos un compañero maravilloso que se encontraba trabajando y fue abordado por dos sujetos que le quitaron la vida». Y agregó: «Lo pararon y le tiraron dos tiros sin mediar palabra. Lo acribillaron como a un perro».

La tensión fue en aumento. Cerca de las 2 de este viernes, la protesta se extendió hasta la Comisaría Sur 3a de Virrey del Pino, donde hubo un fuerte cruce con los efectivos que respondieron con balas de goma ante la quema por parte de los manifestantes de un móvil policial y varios autos secuestrados que estaban estacionados en un playón de la seccional.

Una hora después, los choferes marcharon hasta la General Paz, altura Alberdi, donde cortaron los accesos en ambas manos.

Por su parte, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) emitió un comunicado donde expresó su repudio por el asesinato: «Abrazamos a la familia de nuestro compañero y a todos los trabajadores que cada día sufren el horror de la violencia que ya parece incontenible, teniendo en cuenta la cantidad de episodios cotidianos de inseguridad y la crueldad irracional de los delincuentes».

El sindicato anunció el cese de actividades por 24 horas y reclamó a “las autoridades el compromiso inmediato y absoluto para brindar la seguridad que necesitan los trabajadores y las condiciones necesarias e imprescindibles para seguir cumpliendo una tarea esencial para la sociedad en medio de esta angustiosa pandemia”.

La empresa Almafuerte tiene un largo recorrido en las noticias por hechos sufridos de inseguridad.

En mayo de 2019, dos ladrones subieron al interno 538 de la línea 622, de la misma compañía. El chofer, Cristian Martín Temis (42), se resistió al robo y uno de los delincuentes le disparó dos veces: una bala le impactó en la mano y la otra le rozó la cara. El hecho ocurrió a la altura del kilómetro 38 de la Ruta Nacional N°3, en Virrey del Pino, a un kilómetro del lugar donde poco más de un año atrás habían asesinado a Leandro Alcaraz (26), chofer de la línea 622.

«Estamos cansados de la inseguridad que vivimos día a día», dijo entonces Sergio Gauna, delegado de la empresa Almafuerte.

El crimen de Alcaraz, en 2018, generó fuerte conmoción. El cortejo fúnebre, acompañado por cientos de choferes de colectivo con sus camisas celestes, volvió a poner en debate las condiciones de seguridad de los conductores.

Fuente: Clarin

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.