Un panadero de La Matanza se resistió a un asalto el fin de semana y enfrentó a los ladrones con un saldo trágico. En el forcejeo logró quitarle le arma a uno de ellos y disparó contra uno de los delincuentes, quien murió en el acto. El otro fue golpeado por vecinos, hasta que llegó la policía. Ambos asaltantes eran menores de edad y con antecedentes penales. Otros cómplices lograron escapar y todavía no fueron identificados por la policía.

Sin embargo, con el correr de las horas una grave denuncia cayó sobre el menor muerto. Es que según las propias redes sociales del joven delincuente, se desempeñaba en su barrio como integrante del Plan DetectAR. Desde la gestión de Fernando Espinoza al frente de la Municipalidad de La Matanza todavía no salieron a declarar al respecto, aunque las imágenes hablan por sí solas.

 

El asaltante que había quedado sin arma fue reducido a golpes por varios vecinos, que habían salido por la balacera. La paliza que recibió el delincuente fue durísima, con varios de los comerciantes de la zona que lo golpeaban en el piso, mientras el menor intentaba desesperadamente cubrirse de la lluvia de trompadas y patadas:

«¡Parate solo!», le gritaba uno de los vecinos, mientras en el video se escuchaba a otros gritar «rómpanle la cabeza a ese h..». En el mismo video se veía también el cuerpo tendido del delincuente fallecido, quien según determinaron luego los peritos portaba un arma de utilería.

En tanto, los otros dos cómplices escaparon en el Chevrolet sin concretar el robo, añadieron los voceros. Lo ocurrido es investigado por el fiscal Emilio Spatafora, del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de La Matanza, quien en primera instancia no adoptó ninguna medida restrictiva de la libertad para el comerciante asaltado por considerar que actuó en su legítima defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.