Efectivos de la División Operaciones Zona Norte, dependiente de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico y Venta Ilegal de Drogas de la Policía de la Ciudad, llevaron a cabo un allanamiento en los últimos días en un domicilio de dos plantas ubicado en el Barrio 31, de Retiro, con el fin de desarticular un kiosco de drogas en el que se vendía marihuana al menudeo.

Tras algunos meses de investigación, los oficiales de la Brigada Norte 7 de la Policía de la Ciudad lograron obtener material probatorio en el cual quedó corroborado el accionar ilícito en la vivienda señalada. La responsable del lugar era una mujer que se encargaba de fraccionar, comercializar y también cultivar marihuana.

Con toda esa información recabada, el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Número 17, Secretaría 34 a cargo de la doctora María Clara Berlottu, libró una orden de allanamiento para que la Policía de la Ciudad, realice el procedimiento.

Al ingresar a la finca, los efectivos policiales sorprendieron a la mujer que se encontraba en la mesa, junto a su pequeño hijo, fraccionando los estupefacientes.

Ante la presencia de testigos, los efectivos policiales encontraron 51 dosis de marihuana ya preparados para su venta, un frasco con 10 gramos de flores de cannabis, tres envoltorios de mayor peso conteniendo la misma sustancia y un paquete termosellado en forma de ladrillo con casi medio kilo del mismo estupefaciente.

Además se secuestraron seis teléfonos celulares, una planta y 34 semillas de cannabis, 12.100 pesos en efectivo y un picador de marihuana.

Al realizar consulta con el magistrado interventor, se dispuso el secuestro de los estupefacientes y el posterior traslado de la mujer a la Alcaidía policial.

La causa quedó caratulada como «Infracción a la Ley 23.737», conocida como Ley de Drogas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.