Una explosión a metros de la casa que alquila el expresidente Mauricio Macri en San Isidro, encendió las alarmas por un posible atentado.

El episodio ocurrió ayer pasado el mediodia en la calle José C. Paz al 300 donde se escuchó un fuerte estruendo proveniente de un contenedor de basura municipal.

En principio fue la policía bonaerense la que se hizo presente en el lugar pero más tarde llegaron los efectivos de la División Explosivos de la PFA, fuerza encargada de la custodia de los presidentes.

Según los peritos de la fuerza federal, lo que hallaron descarta la posibilidad de un explosivo. En el interior del contenedor encontraron una lata de thinner y una de laca, lo que provocó la explosión.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.