A partir de varias denuncias por extorsión y asociación ilícita, allanaron las instalaciones donde operaba una banda que controlaba el barrio, extorsionaba y amenazaba a los vecinos de Villa Soldati.

Una de las cosas más llamativa era que los extorsionadores se adueñaron y monopolizaron el servicio de Internet que llega a las viviendas de los monoblocks. Si los vecinos querían Internet, tenían que contratar el pack de wi- fi y router a través de la banda, pues ésta prohibía la entrada de cualquier camioneta o auto de otra empresa prestadora del servicio. Hubo casos de empleados de una empresa de cable que entraron camuflados y cuando los vieron instalando las antenas y cables les enviaron una patota para boicotear la instalación.

En el allanamiento la policía secuestró routers, herramientas de instalación, comprobantes de pago de servicio y un mapa que señala la ubicación de los clientes del servicio.

La banda también ocupó ilegalmente un estacionamiento debajo de la autopista Cámpora, donde guardaba autos con patentes y números de autopartes mellizos. En el allanamiento se encontró un auto con pedido de captura por robo.

La banda tenía sometido al barrio. Por ejemplo, cuando fallecía una persona mayor se apropiaban de su vivienda y amenazaban a todo aquel que reclamaba por el lugar. O si un vecino quería hacer una refacción de su casa primero tenía que hablar con los líderes de la banda para que le autorizaran la compra y le indicaran dónde hacerla.

Hace 4 meses los extorsionadores tuvieron un enfrentamiento a tiros con otra banda del lugar conocida como «Los Aguilera», en el cual uno de los líderes resultó herido con un tiro en el estómago.

Intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 43 a/c Dr. Carlos Bruniard, Secretaría N° 109 a/c Dra. Nieto, División Sumarios y Brigadas Comuna 8 de Policía de la Ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.