El fiscal en jefe de Homicidios Fernando Guzzo aseguró este jueves que solicitarán investigar al Centro Estratégico de Operaciones (CEO), por un llamado que ingresó sobre el caso de Florencia Romano que no fue tenido en cuenta.

Al parecer, en esa comunicación un testigo advirtió sobre una situación en el domicilio de los imputados, en Gutiérrez, Maipú. Sin embargo, la información no fue derivada a las autoridades.

Ese llamado se efectuó la tarde del sábado, día en que la chica desapareció. Por ese motivo, la Justicia extraerá una compulsa para que los operadores del 911 que se encontraban de turno ese día sean investigados.

Esto porque la comunicación se efectuó a las 18.58 de ese día y el interlocutor aseguró que había una situación de violencia de género en la vivienda. Mientras que el celular de la chica se apagó a las 19.17, por lo que creen que la policía podría haber llegado a la casa y evitado la tragedia.

De acuerdo con la información, el personal del CEO lo tomó como una situación de poca relevancia, motivo por el que no lo consideró como una emergencia.

Por su parte, Guzzo y la fiscal Claudia Ríos, quien lidera la instrucción, solicitaron a los jóvenes mendocinos que tengan cuidado con las redes sociales y siempre recurran a sus familias ante cualquier duda.

Los representantes del Ministerio Público revelaron que todos los indicios apuntan a que el cadáver hallado pertenece a Florencia Romano, aunque aguardarán por el cotejo de ADN para brindar la confirmación oficial.

También revelaron que el cadáver se encontraba parcialmente calcinado, estaba doblado y presentaba otras lesiones.

Fuente: El Sol

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.