Organismos de control de la Provincia de Buenos Aires, en conjunto con el Municipio, clausuraron anoche una fiesta privada en la que había 400 personas. Se estaba llevando a cabo en el predio denominado Rincón del Pilar, en la localidad de La Lonja.

Ante la llegada del cuerpo de Inspectores de la municipalidad, los organizadores argumentaron que se trataba de un evento gastronómico autorizado por la normativa vigente. No obstante, «había equipos de música, barra, Disc Jockey y la gente no cumplía con el distanciamiento social y obligatorio», afirmó Mariano Sosa secretario Legal y Administrativo de Pilar en diálogo con Materia Prima (FM Plaza 92.1) y agregó que «estaban esperando la concurrencia de 600 personas».

 

Los eventos gastronómicos al aire libre están permitidos, siempre manteniendo los protocolos y limitados estrictamente al consumo de alimentos y bebidas, sin otros elementos tales como barra o pista de baile. «La transformación de los salones de eventos en un restaurante había sido una de las salidas que se encontraron para que sigan funcionando, pero siempre con protocolos y al aire libre. En este caso no era así», aclaró el funcionario.  

Por la organización y concurrencia a fiestas clandestinas, la legislación vigente prevé multas de hasta 3 millones de pesos. El monto de las mismas será determinado por el Juzgado de Faltas. Por otra parte, el sábado, el Municipio había desbaratado otras dos fiestas, una con 150 personas, en Derqui, y la restante que acaba de comenzar. La nueva ley contempla multas de hasta 3,5 millones de pesos tanto para organizadores como para asistentes.

EL VIDEO DE LA FIESTA CLANDESTINA EN PILAR 

Fuente: Pilar a Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.