Un rugbier es buscado por la Justicia marplatense porque está acusado de participar junto a un grupo de amigos de una golpiza a unos veinte jóvenes a la salida del boliche La Caseta.

Unos doce testigos ya declararon en la causa. De ellos hay cuatro heridos e incluso uno de ellos perdió varios dientes. De acuerdo a la denuncia que las víctimas realizaron el jueves pasado por la mañana, aunque el caso recién se conoció ayer, todo comenzó minutos antes de la 1 de ese día, en el local bailable ubicado a la altura del kilómetro 14 de la ruta 11, en el acceso al barrio Alfar.

 

Allí, cuando la disco ya estaba por cerrar, se produjo una discusión que derivó en corridas y golpes de puños. Según contaron los denunciantes, entre los cuales fi gura el hijo de un funcionario judicial de la fi scalía descentralizada de Ezeiza, quisieron evitar la gresca e intentaron irse del lugar sin que la situación pasara a mayores.

Se dispersaron como pudieron: algunos se subieron a un remís, otros a autos particulares y los restantes se tomaron un colectivo de línea 221. Sin embargo, la situación no finalizó allí.

En su relato a la policía, contaron que dos de los 20 agresores -señalaron a Máscolo y a otro sujeto- los persiguieron a bordo de una camioneta Renault Kangoo: el rugbier estaba al volante.

Ambos alcanzaron al colectivo y le cruzaron el vehículo para interrumpir su marcha. Luego se subieron al transporte público con intenciones de retomar el enfrentamiento. Pero en ese momento intercedió el chofer del ómnibus y los hizo retirarse.

 

Fuente: Diario Crónica

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.