Ocurrió cuando un grupo de delincuentes intentó robar un comercio de Villa Celina y los dueños repelieron el ataque a los tiros. Todo quedó grabado por las cámaras de seguridad y no fue una tragedia de milagro.

Todo parecía normal en la puerta de un restaurante y cevichería peruano de La Matanza. Hasta que un grupo de delincuentes intentó robar el comercio, sin importar que en la puerta jugaban dos nenes.

Pero lo que no imaginaban los delincuentes que el intento de robo iba a ser rechazado por los dueños del local, quienes al verse acorralados comenzaron a los tiros y lograron que se dieran a la fuga, sin lamentar víctimas inocentes. Los vecinos de La Matanza reclaman más seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.