Thiago Fleitas tenía dos años y falleció el pasado viernes en el Hospital Juan C. Sanguinetti de Pilar tras ser brutalmente golpeado. Los resultados de la autopsia arrojaron que también había heridas compatibles con abuso sexual y quemaduras.

Por el hecho detuvieron a Ariel Farías, el padrastro del menor. Aa su vez, el fiscal de la causa, Andrés Quintana de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 de Pilar, ordenó que se investigue tanto a la madre de la víctima como al resto del entorno familiar para determinar si pudo haber co-responsabilidad en los ataques que sufría el niño.

En principio, la muerte del pequeño se habría producido por una hemorragia interna fruto de un fuerte golpe recibido en la zona abdominal, según informó el portal Pilar de Todos.

Las pesquisas determinaron, además, otros golpes en el resto del cuerpo, como el rostro, quemaduras en genitales, y lesiones compatibles con abuso sexual, aunque no todos los signos serían recientes, por lo que se cree que los ataques venían desde hace varios meses. Los vecinos salieron a marchar y pedir justicia por el nene asesinado.

 

Luego del fallecimiento, el fiscal Quintana ordenó la detención de Farías, pareja de Pamela Palacios, la madre del menor fallecido. El padre del niño se encuentra preso acusado de prenderle fuego la casa a la mujer cuando estaba embarazada de Thiago. Fuentes judiciales indicaron que se están llevando a cabo todas las diligencias posibles para determinar todas las responsabilidades en el hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.