Claudio Hugo Gastón González, de 43 años, con domicilio en José C. Paz, el sospechoso de asesinar al panadero Joel Sánchez el miércoles la noche en un intento de robo, se presentó en los Tribunales de San Martín y entregó a la Justicia hoy viernes por la mañana. Personal de la DDI de San Martín de la Policía Bonaerense fue despachado para certificar su identidad, con un reconocimiento positivo.

González, con un pedido de captura emitido tras el hecho investigado por la UFI N°19 con la fiscal Mirna Sánchez, tiene antecedentes. Ingresó a penales de la provincia de Buenos Aires según registros constatados por Infobae: estuvo preso por robo calificado y homicidio. Según las fuentes consultadas, dejó la cárcel con pena cumplida. Información policial habla de un pedido de captura por homicidio con fecha de 1998 en la jurisdicción de San Martín. Luego, registró un pedido de captura por el mismo delito con intervención de la Cámara de Apelaciones de la jurisdicción, con fecha diciembre de 2014.

En el barrio: los vecinos imprimieron carteles para buscar al prófugo (Luciano González)En el barrio: los vecinos imprimieron carteles para buscar al prófugo (Luciano González)

Sánchez fue apuñalado cuatro veces. Sin embargo, González, según la acusación en su contra, no llegó a robarle nada. Se fugó en bicicleta, según confirmaron fuentes de la causa. En el camino, perdió un celular y la posible arma homicida, un cuchillo de carnicero.

Así, comenzó un análisis de cámaras de seguridad para encontrarlo. González registra un domicilio a casi 40 cuadras del lugar del hecho. Infobae visitó el lugar: quienes ocupaban la casa dicen no tener vínculos con el hombre. Tal como el kioskero Roberto Sabo, Joel fue asesinado a metros de una comisaría. La 3° de José C. Paz queda a 150 metros de la panadería donde lo mataron. El crimen suscitó fuertes protestas y reclamos de la familia del joven, que fue velado anoche. Los propios vecinos del barrio del crimen imprimieron carteles para buscar al prófugo.

El adolescente asesinado vivía junto a su madre, su abuela y sus dos hermanos a pocos metros de la panadería que atendía por la tarde-noche. Cerca de las 19, salió del comercio envuelto en sangre, y gritó por ayuda. Los vecinos salieron de sus casas a socorrerlo, pero ya era tarde. Antes de desmayarse, Joel pidió por su mamá. En ese momento, el asesino tomó su bicicleta y escapó a toda velocidad por la calle Martín Coronado.

Yo salí a la calle cuando escuché los gritos de auxilio. Me acerqué hasta la panadería y ahí estaba el chico con la remera llena de sangre. Todavía estoy en shock. El asesino pasó por la puerta de mi casa con la bicicleta mientras otro le gritaba, y le revoleó el cuchillo que cayó en mi puerta”, contó Carolina a Infobae, quien vive a metros de donde asesinaron a Joel.

El cuchillo que soltó el sospechoso en su fuga (Luciano González)El cuchillo que soltó el sospechoso en su fuga (Luciano González)

Ayer por la tarde, horas antes del velatorio, la madre y la tía de Joel fueron a pedirle respuestas a un comisario, que los recibió en la puerta.

“Todos sabemos quienes son los chorros de este barrio ¿cómo puede ser que ustedes no hagan nada? Siempre lo mismo, y ahora, ¿quién nos devuelve a Joel?”, Roxana increpó al policía, que intentaba calmar la situación mientras la madre del adolescente lloraba desconsoladamente.

Ahora, se espera la indagatoria del acusado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *