Un policía agredió brutalmente a una persona en la ciudad de Mar del Plata y dejó al hombre, de 37 años, al borde de la muerte. La versión de los efectivos fue desmentida por un video de una cámara de seguridad.

Cómo ocurrió con Lucas González en CABA y con Alejandro Martínez en San Clemente del Tuyú, otro hecho deja al descubierto el vergonzoso accionar de algunos policías. Ayer, efectivos de Mar del Plata protagonizaron otro caso de abuso policial y un hombre lucha por su vida tras una golpiza. Según el informe de la policía, dos hombres en supuesto estado de ebriedad se estaban peleando en la calle y por eso asistieron al lugar. La pelea, por ahora, no se pudo constatar. Si la familia del agredido dijo que estaban tomando alcohol.

https://twitter.com/0223comar/status/1463963885522853894

Según el parte de la policía, al tratar de mediar en la reyerta (nunca se vio a otra persona), una de las personas alcoholizadas se quiso “abalanzar” sobre una efectivo para agredirla, por lo que su compañero se vio obligado a interceder y fue esta acción la que dio lugar a una “circunstancia en la que el masculino ebrio cae al piso”.
Sin embargo, en el video se ve como el hombre se tira para atrás y sin ver choca con la mujer policía, quien lo empuja sin recibir de la persona ningún intento de agresión. Luego de eso, el compañero de la mujer policía vuelve a empujar al hombre, al menos dos veces, y en ese momento cae al piso y enseguida la mujer policía se da cuenta de la gravedad de la situación porque se agarra la cabeza.La familia de Ángel Aristimuño explicó que el agredido sufre un problema para hablar y que cuando llegó el patrullero estaba con el hermano tomando alcohol pero sin pelearse. También confirmaron que el policía que lo agrede «le dio una patada mortal».
Yamil Olivera, sobrina del hombre de 37 años, confirmó al sitio 0223, que la víctima del caso de abuso policial sigue con un pronóstico muy reservado producto del traumatismo de cráneo y la hemorragia cerebral que se le formó en la cabeza. “Ya lo operaron dos veces de urgencia pero sigue grave”, lamentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *