Los tres hombres se movilizaban en una Chevrolet Tracker asociada a un ilícito anterior y al momento de la detención, la policía secuestró una importante cantidad de dinero entre pesos, dólares y cheques, que serían parte de otros robos. También se encontró un inhibidor de alarmas a escasos metros de la ruta y se estima que lo descartaron.

La Policía detuvo, gracias al sistema de lectores de patentes, a tres sospechosos imputados de conformar una banda dedicada al robo de autos con inhibidores de alarma. Los delincuentes poseían una gran cantidad de dinero en efectivo.

La detención se logró luego de la activación de la lectora de patentes ubicada sobre la Ruta 26, la cual detectó un Chevrolet Tracker asociada a un ilícito anterior y que además portaría inhibidores. Automáticamente se inició el seguimiento del vehículo mediante las cámaras de seguridad y la Guardia Urbana de Pilar implementó un operativo cerrojo, logrando interceptarlo en Ruta 26 y Los Jazmines.

En el auto se trasladaban tres personas. Al mismo tiempo los efectivos de la Guardia Urbana dieron con un inhibidor a escasos metros de la ruta, y a su vez, se encontró que los sospechosos tenían una enorme cantidad de dinero entre pesos, dólares y cheques que serían parte de ilícitos anteriores.

 

Las lectoras de patentes fueron instaladas el año pasado en accesos estratégicos del distrito, como parte del sistema de seguridad de Pilar para estar alertas y cuidar a los vecinos. La causa quedó a cargo del Fiscal de la UFI 4 Dr. Gonzalo Aguero quien solicitó la detención de los 3 imputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.