La justicia de Morón le dictó la prisión preventiva a un hombre acusado de matar a balazos a una mujer durante una aparente disputa territorial ocurrida el 8 de julio último en la localidad bonaerense de Mariano Acosta, partido de Merlo, y solicitó la captura nacional e internacional de dos de sus hermanos y de su madre, supuestos cómplices del hecho.

Las medidas fueron dispuestas por el Juzgado de Garantías 2 de Morón, a cargo de Andrés Fraga, a pedido de los fiscales de la Unidad Funcional Instrucción y Juicios (UFI yJ) 5 Marisa Monti y Claudio Ovideo, quienes solicitaron la prisión preventiva de Juan Andrés Ovejero, alias «Toco», acusado del delito «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por el empleo de arma de fuego». Además, pidieron la captura nacional e Internacional de dos hermanos prófugos, Juan Alberto alias «Beto» y Juan Ramón alias «Flaco» Ovejero, y de la madre de ellos, identificada por las fuentes como Luisa Wosniak.

Según la investigación, «Toco» está acusado de ser coautor del asesinato de Irma Vera, aunque no quien disparó, que sería uno de los prófugos. Inicialmente, los pesquisas creyeron que el crimen se había cometido en el marco de una pelea entre vecinos porque el perro pitbull de la víctima había matado a la mascota de la familia Ovejero. No obstante, esa pista fue descartada con el correr de la investigación y la causa, inicialmente caratulada como «homicidio simple agravado por uso de arma de fuego y portación de arma de uso civil» fue recaratulada como «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o mas personas y por el empleo de arma de fuego».

Una prueba importante fue la declaración del marido de Vera y de algunos vecinos que contaron que si bien la pelea de perros existió, aunque ningún perro mató al otro, los conflictos entre los Ovejero y Vera y su esposo se había iniciado por cuestiones territoriales, por las cuales la víctima era hostigada desde hacía meses. Por el hecho, el fiscal Oviedo indagó al único detenido, perteneciente a la familia Ovejero, quien se negó a declarar se encuentra alojado detenido en la comisaría 1ra. de Morón a la espera de un traslado a un penal bonaerense.

Los voceros mantienen la hipótesis de que el asesinato sobrevino después de un conflicto previo relacionado al «dominio territorial del barrio», ya que los sospechosos pertenecen a una organización política y el detenido era personal del municipio de Moreno. «Se cree que el asesinato puede estar vinculado a una organización política que está peleando el dominio territorial del barrio», expresó a Télam un investigador.

Por otro lado, el marido de Vera pidió «justicia» ante los medios de comunicación e instó a que «dejen hablar» a los testigos del hecho. El episodio ocurrió el viernes 8 de julio por la tarde en Emilio Frers y avenida de la Ribera, en el límite con el partido de Moreno, en el oeste del Gran Buenos Aires. Según las fuentes, Vera fue increpada al salir de su domicilio por tres o cuatro mujeres, familiares de los Ovejero, con las que mantuvo una pelea cuerpo a cuerpo mientras le gritaban que la iban «a matar».

En ese marco, dos de los hermanos de la familia vecina volvieron armados y uno de ellos efectuó cinco disparos dándole uno en el abdomen a la mujer, quien cayó al piso tras el balazo, según la investigación. Vera fue trasladada al hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno, donde falleció a raíz de las lesiones sufridas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.