Dos hombres comenzarán a ser juzgados desde mañana por el femicidio de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que fue retenida, drogada, violada y estrangulada en 2017 en la reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora, hecho por el que uno de ellos había sido condenado a prisión perpetua en el primer debate anulado a fines del 2021, informaron hoy fuentes judiciales.

La audiencia comenzará a las 8 ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora, integrado por los jueces Daniel Mazzini, Santiago Márquez y Gustavo Ramilo.

En el banquillo de los acusados estarán Marcos Esteban Bazán (39), quien había sido excarcelado en octubre del año pasado, y Marcelo Sergio Villalba (46), que en junio de 2020 dejó de ser juzgado en la segunda audiencia porque se concluyó que era un «psicótico» que no estaba en condiciones de estar en el juicio y actualmente está detenido.

Ambos llegarán al juicio acusados como coautores del femicidio, por lo que en caso de ser hallados culpables recibirán una pena de prisión perpetua.

«A mí me gustaría que los acusados hablen porque yo estoy segura que seis días de secuestro, violación y torturas no fueron hechas solo por dos personas, que digan los nombres de todos los que participaron», dijo a Télam Silvia, madre de la víctima, constituida como particular damnificado con los abogados Guillermo Bernard Krizan y Fernando Herrera.

La fiscal de juicio será Marisa Monti, mientras que Bazán estará representado por Manuel Garrido, director de Innocence Project Argentina, y Villalba por el defensor oficial Roberto Fernández.

«Me llama la atención de que Bazán haya tenido el dinero para pagarle a cinco abogados y yo no tengo para pagarle a ninguno, que tenga el apoyo de organizaciones de derechos humanos y a mí no me apoya nadie, es un acusado de femicidio y fue condenado, o sea no es que no hay pruebas», expresó Silvia.

La madre de Anahí afirmó que «nunca» le creyó a ese imputado porque ella participó en el juicio y sabe «las pruebas que hay, por más que las nieguen».

«Las escuché, las vi y las leí. Tengo un informe de que se llevaron tres cabellos de la casa de Bazán de cincuenta centímetros de largo que era igual al de mi hija, morfológicamente idénticos al de mi hija, y dos de los tres sobres llegaron vacíos y el tercero que se analizó no tiene ADN», criticó Silvia y agregó: «Son un montón de cosas que se hicieron mal, falló la investigación, la cadena de custodia, la verdad es que estoy muy cansada».

Además, la mujer insistió en que quiere que Villalba «hable» porque, aunque no lo haga, por el ADN será condenado a «perpetua» y a ella le «haría un enorme favor».

Anahí (16) fue vista por última vez el 29 de julio de 2017 cuando salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, para dar un paseo y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina.

La autopsia determinó que fue estrangulada, que le habían suministrado drogas y que, en esas condiciones, había sido abusada.

Por el femicidio, Bazán fue condenado a la pena máxima en junio de 2020 pero en diciembre de 2021 la misma Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense anuló ese fallo y ordenó que se realizara un nuevo juicio oral en el que, además, deberá ser juzgado Villalba.

Fuente: Telam

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *